El Edufaunarium by Eduardo Rodríguez
INICIO  
  HOME
  TORTUGAS ACUÁTICAS
  TORTUGAS TERRESTRES
  ALIMENTACIÓN
  ENFERMEDADES
  GALERÍA
  SI NECESITÁIS AYUDA......
ENFERMEDADES
    Intentar recabar en una sóla página todas las enfermedades de las tortugas . . . . es una tarea muy difícil, en parte, porque hay enfermedades que son específicas de tortugas acuáticas, otras de terrestres y otras, que afectan a las dos.

    Lo primero y fundamental que deseo aconsejaros, es que si teneis alguna duda de la salud de vuestra tortuga, lo mejor es acudir cuanto antes a vuestro veterinario de confianza.

    Ahora bien, no hay nada mejor que conocer los síntomas de las enfermedades . . . para poder identificarlas y así actuar con la mayor prontitud posible, para ello, vamos a hacer un compendio de las más comunes.




  ABSCESO AURICULAR (BULTO EN LA CABEZA, acuáticas y terrestres)



Se trata de una acumulación de pus en la zona de los oídos, se trata de una infección bacteriana y hemos de acudir al veterinario a que o bien le practique una pequeña intervención quirúrgica a fin de limpiarlo y desinfectar la herida, o bien nos proporcione algún antibiótico que baje la infección.



Los abscesos auriculares, se producen por falta de vitamina A y una mala higiene en el acuario/terrario, por lo que debemos corregir la alimentación y proceder a limpiar el habitáculo de la tortuga.

CAMBIO DE PIEL   (acuáticas y terrestres)

El que a las tortugas se les vaya cayendo la piel a “trozos”, es totalmente normal, es síntoma de que están creciendo y que “ya no cogen” en su antigua piel.

Es un proceso que normalmente empieza por el cuello y sigue los las patas y la cola

No se debe intentar arrancarla, ya caerá sola, si lo hacemos les podemos hacer daño, como mucho, podemos darles un baño cada dos días en agua tebia, con una duración de 10-15 minutos durante una semana, así las ayudaremos a que se despegue antes.


CAMBIO DE PLACAS (acuáticas)

Las placas del caparazón de las tortugas acuáticas, se despegan y se les caen, apareciendo debajo de las que se van a caer las nuevas.



Es algo totalmente normal y muestra de que crecen correctamente.

Lo que no se debe hacer nunca es intentar arrancárselas, ya caerán solas, si lo hacemos porque las vemos feas o creemos que están a punto de caérseles, les provocaremos mucho dolor, sería algo parecido a que alguien nos arrancara una uña de un dedo.

Si las vemos mordisquear las placas caídas o que se las intentan comer, no debemos preocuparnos, lo único que hace la tortuga es pedirnos un suplemento de calcio extra, basta con poner un hueso de sepia o una pastillita de calcio en el agua.



Lo que si es grave, y deberemos intervenir, es cuando veamos que las placas en lugar de caerse, permanecen adheridas al caparazón, eso se conoce como disecdisis, y demuestra que las condiciones en las que mantenemos a nuestras tortugas no son las correctas, las placas retenidas, favorecen la aparición de algas y hongos e incluso facilitan que la tortuga padezca de SCUD.

Como método de prevención, se pondrá a la tortuga una zona seca donde pueda salir del agua a tomar el sol o solearse con una luz artificial, adecuada para ella, cepillados del caparazón de forma regular, por ejemplo una o dos veces por semana.


CAPARAZÓN BLANDO (acuáticas y terrestres)

Esta enfermedad la adolecen tanto las tortugas acuáticas como las tortugas terrestres. El reblandecimiento de caparazón, como su nombre indica se produce cuando éste deja de ser duro y ser pone como si fuera chicle, tiene un aspecto desgastado, sin color y blando al tacto.



Las causas que la producen son falta de sol directo, y a falta de sol, exposición a rayos uva y uvb, lo cual hace que los reptiles no puedan asimilar correctamente la vitamina D3 y falta de calcio en su dieta.

Se ha de poner a la tortuga en un lugar donde tenga acceso directo a la luz solar, sincristales ni plásticos que la filtren, y a falta de luz solar, colocaremos luz artificial que nos aporte los rayos uva y uvb que necesita la tortuga, los conseguiremos con un fluorescente del tipo Repti Glo 5.0 o con una bombilla compact Repti Glo 5.0, la tortuga debe tener unas diez horas de luz solar al día, pudiendo ella resguardarse de la misma si le apetece, es decir, ha de tener un lugar sombreado.



Aunque nuestras tortugas sean de agua y estén todo el día metidas en ella y no salgan a “tomar el sol” no nos debe de preocupar, ya que el agua solo filtra un 5% de los rayos uva y uvb, pasando el 95% restante.

Si a nuestra tortuga se le deformara el caparazón por esta enfermedad, éste ya no volverá a su forma ovalada original, se quedará deformado para el resto de la vida de la tortuga aunque no nos debe preocupar, ya que no le afectará en sus funciones vitales.


COPROFAGIA (acuáticas y terrestres)

La coprofagia, se produce entre las tortugas acuáticas y terrestres cuando se comen sus excrementos.

Principalmente, es síntoma de una deficiencia alimentaria, por lo que se ha de procurar proporcionar más variedad de alimentos y con más asiduidad, por lo menos unas tres veces al día, aunque ello no debe preocuparnos mucho, toda vez que es una práctica muy habitual entre muchos animales.

El motivo por el que se suelen comer sus excrementos es porque éstos son muy ricos en nutrientes y porque en las heces, normalmente hay alimentos que todavía no han sido digeridos, debido a una posible digestión incompleta o a un déficit de enzimas, y todavía se puede aprovechar algo.




Con las tortugas acuáticas se puede evitar poniendo piedras redondas de río, de más o menos tres centímetros de diámetro, o de un diámetro mayor que su cabeza, así nos evitaremos sustos, como lecho del acuario, así ellas no tienen acceso a los excrementos y posteriormente se pueden eliminar con un sifonador de acuario. En el caso de las terrestres, no hay otra opción que estar alerta y en cuanto la tortuga defeca, quitar las heces manualmente.


PARASITOS INTESTINALES (acuáticas y terrestres)

A pesar de que las tortugas ya de por sí tienen en su organismo nematodos y otro tipo de parásitos internos, que en un reducido número les son beneficiarios y beneficiosos, para evitar que éstos proliferen en gran número y puedan provocar serios problemas, es conveniente desparasitar a la tortuga una vez al año como mínimo, siendo lo recomendable una vez cada seis meses.

Para desparasitarle deberemos llevar a nuestra tortuga a un veterinario para que le administre mediante una sonda bucogástrica algún medicamento tipo Panacur o Flagil, siendo aconsejable el uso de Benzimidazoles frente a todos los demás, por estar estos más aconsejados por su espectro de actuación que los imidatiazoles o los tetrahidropirimidinas, organofosforados y demás. Esta toma se repetirá al cabo de 15 días.

También es importante recordar que tan solo deben desparasitar a tortugas con más de 1-2 años de edad. No será necesario hacerlo en crías si no hay síntomas de padecer parásitos (falta de hambre, ...).

Este es un claro ejemplo de excrementos infectados por tenias, apreciad la forma plana que tienen, independientemente de su longitud, ese es el rasgo más significativo para diferenciarlas de los gusanos intestinales.

 

ANOREXIA - FALTA DE APETITO E INACTIVIDAD (acuáticas y terrestres)

Cuando la tortuga no come o se está quieta más de lo normal, digamos que se tira uno o dos días es ese estado, lo que debemos hacer para que recupere su estado de actividad normal es elevar la temperatura de su habitáculo.

En el caso de las acuáticas, deberemos subir la temperatura del agua a 27º-28º durante el día y la noche, y en la zona seca, que debe permitir que la tortuga coja completamente, elevaremos la temperatura hasta los 32º. No debemos olvidar que las tortugas acuáticas han de tener una altura del agua igual al doble que su caparazón, si no, no podrán nadar correctamente y se volverán obesas, llegando incluso a olvidarse de nadar.

Para las tortugas terrestres les elevaremos la temperatura del terrario en la zona caliente hasta los 32º, durante el día, y dejándoles la zona fría en 24º-26º.

Para ayudarlas a recuperar la actividad y el apetito, las podemos bañar con agua templada de una infusión de tomillo, a la que le añadiremos unas 8 ó 10 gotas de echinácea, este baño debe durar unos 10-15 minutos y la altura del agua no debe tapar la cabeza de la tortuga.

Tampoco hay que olvidar para nada que las tortugas necesitan acceso a la luz solar durante 10 horas al día, por lo que si no se la podemos ofrecer, deberemos recurrir a luz artificial que emita rayos uva y uvb adecuada a las tortugas, por ejemplo un fluorescente del tipo Repti Glo 5.0. Estos fluorescentes se deben cambiar cada seis meses, a partir de entonces pierden su efectividad y es como si tuvieran un fluorescente normal y corriente.


  LESIONES O HERIDAS EN LA PIEL (acuáticas y terrestres)

Las heridas en la piel pueden ser causadas o bien por el roce con algún objeto extraño que pueda haber en el acuario/terrario, o por ataque de algún otro animal: perros, gatos, ratas, pájaros …

Como medida cautelar y primeros auxilios, cogeremos a la tortuga y le limpiaremos bien la herida con una gasa y suero fisiológico, si utilizamos algodón, le puede quedar pelusilla en la herida, luego le aplicaremos betadine, topionic o cualquier desinfectante yodado que tengamos y dejaremos que seque bien a fin de que el desinfectante penetre en la piel.

Si nuestra tortuga es acuática, la dejaremos en un lugar seco durante una o os horas, a fin de que el desinfectante haga su efecto, luego, ya la podremos volver a introducir en su acuario.


HONGOS (acuáticas)

Los hongos, en realidad, son una combinación de hongos y bacterias, y aparecen en cualquier lugar de la tortuga: patas, cabeza y caparazón.



Se manifiestan como manchas blancas, a veces un poco “algodonosas” y la principal causa es la falta de higiene en el acuario, por lo que en cuanto aparezcan, deberemos proceder a un buen lavado del tanque y sus accesorios.



Debemos acudir a un veterinario a que nos proporcione un fungicida para eliminar esos molestos hongos, aunque como tratamiento de choque, podemos coger un recipiente pequeño y ponerle sal de cocina, meter a la tortuga dentro de este recipiente un par de veces al día durante unos cinco minutos, a fin de que se “reboce” en sal, y luego la lavaremos con agua para quitarle toda la sal que se le haya pegado. En unos días debemos empezar a notar mejoría, pero aún así no podemos saltarnos la visita al veterinario.


MANCHAS VERDES EN EL CAPARAZÓN (acuáticas)

Las manchas verdes que podemos ver en el caparazón de las tortugas, son en la mayoría de los casos, algas.

Su aparición de debe a una falta de higiene en el acuario y a la elevada exposición del mismo a la luz solar directa, basta frotar el caparazón de la tortuga con un cepillo de dientes usado para eliminarlas.


NEUMONÍA

Es una enfermedad que afecta tanto a tortugas acuáticas como a las terrestres, sus síntomas pueden ser somnolencia, falta de actividad, secreción de mocos por las fosas nasales, boca abierta manifestando asfixia, falta de apetito, nadar de lado …



Las causas que motivan esta enfermedad son principalmente corrientes de aire, mala alimentación, contaminación del agua (en el caso de las acuáticas) y cambios bruscos de la temperatura.

Lo primero que deberíamos hacer, aparte de acudir a un veterinario de animales exóticos o especializado en reptiles es elevar la temperatura del terrario (terrestres) y de la zona seca (acuáticas) a 32º, y en el caso de las tortugas acuáticas elevar la temperatura del agua hasta los 30º.

Se debe humedecer el ambiente pulverizando bastantes veces al día para saturar el ambiente de vapor de agua. Es muy recomendable mezclar el agua del pulverizador con vick-vaporub, así aliviaremos un poco a la tortuga.

Si en tres o cuatro días no mejora, deberemos pulverizar con algún antibiótico, por ejemplo, tetraciclina en aerosol. Si la enfermedad está muy avanzada, se deberá inyectar algún antibiótico de amplio espectro tipo Baytril, la dosis a administrar, sería de 5- 10 mg/kg intramuscular cada 24 horas, la mejor zona para inyectar intramuscular es en la parte craneal de las extremidades traseras, en la zona del cuadriceps, si la inyectamos en la cola se corre el riesgo de necrosis o de ponersela intravenosa por accidente.

Otro remedio que se puede aplicar es mezclar dos pastillas de aureomicina mezcladas en agua con tres gotas de cualquier complejo polivitamínico líquido durante nueve días, la dosis que se debe aplicar es de cuatro o cinco gotas con jeringuilla sin aguja en la boca y de tres a cuatro veces al día


OJOS HINCHADOS (acuáticas)

Cuando la tortuga presenta uno o los dos ojos hinchados, hasta el punto de casi no poder abrirlos, no abrirlos para nada, o con un telo blanquecino, es una claro síntoma de esta enfermedad, motivada por la falta de vitamina A y falta de higiene en el tanque.



Aparte de acudir al veterinario para que le inyecte vitaminas a fin de reforzar a la tortuga y facilitar su recuperación, o bien para darnos unas gotas para eliminar esta enfermedad, podemos, mejor dicho, hemos de limpiarle los ojos a la tortuga con manzanilla para que la cosa no vaya a más, pero hay que acudir al veterinario.

Para aportarle vitamina A, podemos administrarle Tabernil A+D, que es un medicamento que se encuentra en la mayoría de las pajarerías, se le administra a los pájaros, y sobre todo hay que mirar la dosis recomendada y administrársela con cuentagotas, tan malo es la falta de vitamina A como el exceso.



El Diclamid en gotas es bueno para esta enfermedad, una gota en cada ojo tres veces al día durante unos 8 días debería ser suficiente. Este medicamento es un antibiótico – antiinflamatorio. El Molly oculas tortugas o la gentamicida también pueden servir.


PICO DE LORO

El pico de loro, se produce cuando la parte superior de la boca les crece desmesuradamente, hasta el punto de impedirles comer correctamente, con los problemas que ello acarrea.

Las causas que pueden motivarlo son una alimentación muy rica en proteínas o una dieta con alimentos muy blandos que impiden que el “pico” se desgaste con normalidad.



Para evitar esta malformación, deberemos administrar a nuestras tortugas una alimentación rica en fibra, alimentos que ellas tengan que cortar, como alfalfa, llantén, plántago … y proporcionarles o bien una piedra caliza o un hueso de sepia de los que se utilizan para los pájaros, a fin de que puedan mordisquearlo y limar su boca.

En casos muy avanzados, no quedará más remedio que acudir al veterinario para que valore si es necesario recortarlo con un esmeril de dentista y administrarle un suplemento de vitamina A o si solo hace falta corregir su dieta.


PIRAMIDISMO

El piramidismo es una enfermedad ósea metabólica:
La Enfermedad ósea metabólica (MBD) es una patología frecuente en las tortugas jóvenes criadas en terrario a las que se ha sometido a condiciones de vida inadecuadas o una alimentación incorrecta.



Las causas pueden ser diversas: falta de calcio en la dieta; exceso de fósforo alimentario, con calcio adecuado o ausencia de calcio; falta de vitamina D en la alimentación, así como por una inadecuada exposición a las radiaciones UVB; exceso de sustancias que ligan el calcio (oxalatos) a la dieta;
exceso de vitamina D3; en raras ocasiones, patologías en el hígado, riñones intestino, tiroides o paratiroides.

En la práctica, las principales causas son dos: la falta de exposición a los rayos UVB y una alimentación carente de calcio y de vitamina D3.



Como síntoma clínico, se observa en ejemplares jóvenes, un reblandecimiento del espaldar, que se deforma y aplana, a medida que avanza el crecimiento. Si además, la dieta es excesiva en proteínas aparece la llamada "piramidalización": las placas no se presentan lisas sino acabadas en punta (con forma de pirámide) y confieren al espaldar un relieve irregular.

Entre los adultos es muy rara esta enfermedad, y en las tortugas al aire libre es prácticamente inexistente


PROLAPSO DE PENE (acuáticas y terrestres)

El pene de una tortuga, es un órgano negruzco, que las tortugas tienen alojado en la base de la cola, tiene forma de pica,(Baraja de cartas de póker), es algo frecuente la exhibición de este órgano, y no necesariamente grave, como norma general, el solo suele de nuevo volver a reintroducirse, pero en ocasiones, debido a arañazos, desgarrones, o incluso mordiscos de otros animales, puede tener que amputársele.

Una solución sencilla para ayudar al proceso de reintroducción del pene, es aplicar una solución azucarada,(agua), preferiblemente fría o templada, y poner en este proceso a la tortuga boca abajo, quizás, sea conveniente, con un guante de látex o similar, higienizado, intentar suavemente, ayudar al proceso.


RINITIS

Esto es un gran problema con las tortugas terrestres, siendo incluso en muchas ocasiones, mortal, se identifica por un flujo por la nariz y en ocasiones por un babeo por la boca, al mismo tiempo, suele acompañarse de un lagrimeo. En casos muy muy graves, la tortuga respira por la boca y produce ruido al respirar, cuando esto sucede, denota una complicación de las vías aéreas.

Es sumamente contagiosa, por lo que el animal infectado, deberá trasladarse a una zona de cuarentena, separado de las otras tortugas.

El tratamiento es duro y complicado, puesto que hay que eliminar los líquidos, incluso auxiliado por un aspirador bucal o nasal de los bebes, y aplicación de un antibiótico.

Puede llegar a confundirse con la neumonía o pulmonía, por lo cual, ante cualquiera de estos síntomas, lo mejor es la pronta visita a un veterinario.


ROTURA DE CAPARAZÓN (acuaticas y terrestres)

Como su nombre bien indica, se trata de la ruptura del caparazón, normalmente producida por la caída de la tortuga desde cierta altura, normalmente desde balcones o terrazas a la calle, o bien por mordeduras de perros.



Si la tortuga aún está viva después de la caida, o del ataque por parte del perro, deberemos acudir urgentemente a un veterinario especialista en animales exóticos y/o reptiles, para que proceda a la reconstrucción del caparazón con alguna resina tipo Epoxi, a fin de que éste se pueda ir soldando debajo de la resina.



En algunos casos, si la rotura es muy severa, se tendrá que juntar con alambres, pero eso ya lo valorará el veterinario.


SECRECIÓN DE URATOS (LIQUIDO BLANCO EN ORINA) (terrestres)

A veces, cuando la tortuga orina, expulsa un líquido blanquecino, como si se tratara de yeso mezclado con la orina, eso se llama uratos, y es la forma natural de eliminar el ácido úrico de las tortugas.

No se trata de ninguna enfermedad, sino de un proceso natural como el cambio de piel o el cambio de escudos (acuáticas). Normalmente lo expulsan al orinar o cuando se las baña en agua tebia.


SCUD O USD (Septicemic Cutaneous Ulcerative Disease)

Lo que en cristiano y para que todos nos entendamos, viene a ser Enfermedad Cutánea Ulcerativa Septicémica, esto es una enfermedad, causada  básicamente por una bacteria, la Citrobacter Freundii, es un problema bastante grave porque es una combinación de una infección, en parte bacteriana(bacterias) y en parte fúngica (hongos), lo cual hace que al combinarse los dos, provoquen un serio problema en la salud de nuestras tortugas,  y se manifiesta por ulceraciones redondas a veces con los bordes rojizos o sanguinolentos, o a veces con aparición de trozos de carne necrótica, en ocasiones produciendo mal olor (similar a huevo podrido).



Estas lesiones que empiezan siendo pequeñas, pueden llegar a producir una gran lesión, y no solamente afectan al caparazón o coraza de las tortugas, sino también a las articulaciones y órganos internos, provocando en no pocas ocasiones, la muerte del animal enfermo.



El tratamiento pasa por la eliminación del tejido infectado, por lo cual se requerirá visita a un veterinario, incluso a veces, es necesario retirar escudos del caparazón, combatir la infección cutánea con polividona o similares, y una terapia anti bacteriana y fúngica, incluso en casos graves, se recurre a la alimentación forzada.








Nota.- Debo agradecer que en la confección de esta página he tenido el privilegio de que me prestasen su colaboración  Sergio, Úrsula, Sara y Vanesa, (todos ellos expertos moderadores de Foro Tortuga)
PRESENTACIÓN  
  Hola a todos:

Bienvenidos a mi web, algunos de vosotros ya me conocéis, o bien por los foros o bien en persona, pero para otros muchos soy un auténtico desconocido y también para ellos quiero presentarme ; mi nombre es Eduardo Rodriguez, pero mis amigos me llaman Edu.


Mi mundo se reduce a dos cosas, mi familia y mis animales, hoy quiero compartir con todos vosotros, lo segundo, a mis animales, para que disfrutéis con ellos de la misma manera que yo lo hago.

Además de enseñaros a cada uno de los animales, editaré una ficha mas o menos detallada de sus requerimientos y cuidados por si os puede ser de utilidad.

Espero que os guste y entretenga. Un saludo.
 
Publicidad  
   
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=